¿Qué aporta Clint Eastwood al Management?

Repaso a la trayectoria y características de uno de los mitos vivientes del cine, analizando la solidez de su trayectoria y su triple faceta de actor, director y productor para extrapolar al Management sus principales habilidades: como actor (equivalente a empleado de una organización), como director de cine (equivalente a directivo) y como productor cinematográfico (equivalente a empresario).

Hoy en día, no sólo la mayoría de los estrenos de Clint Eastwood son reconocidos como obras maestras, propias de un cineasta profundamente maduro y con un sello muy personal, sino que Eastwood es uno de los últimos mitos vivientes del cine. Eso si, con la peculiaridad de que durante muchos años, tuvo que soportar prejuicios ideológicos ya que era considerado por una parte de la crítica como un abanderado de posturas reaccionarias, no porque defendiera personalmente planteamientos de esa índole, sino simple y llanamente porque algún personaje interpretado por él podía quizá identificarse con ellos. Asimismo, durante los primeros años de su etapa como director no fue precisamente objeto de rendida admiración desde el punto de vista estrictamente cinematográfico por los sectores más puristas de la crítica. Esa larga etapa de incomprensión de la que gozó Eastwood por parte de un sector de la crítica puede ser vista hoy en día casi con comicidad, como veremos…

Para poder enfocar empresarialmente el análisis de la trayectoria de Eastwood abordaremos ésta última a través de las tres dimensiones indicadas: empleado (es decir, actor), directivo (director) y empresario (productor). Nos queda una cuarta dimensión fundamental, la persona, que estará presente en la reflexión y conclusiones de las tres primeras dimensiones citadas.

Contacto y contratación

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *